NOTICIAS

Devoción por la cabra malagueña

J. J. BUIZA | CASABERMEJA. - 23/09/2013

La fiesta de Casabermeja dedicada a esta raza ha cumplido cinco años con una participación cada vez mayor Los niños acaparan buena parte del protagonismo con talleres de elaboración de quesos, de cabrero o para dar el biberón a los chivos lechales

David Ruiz (9 años) daba de beber por primera vez un biberón de leche a un chivo con apenas unos meses de vida. «Tienes que poner el biberón en alto, para que pueda mamarlo bien», le explicaba con cariño la monitora del taller, mientras una cola de niños y niñas aguardaba paciente su turno para hacer lo mismo. «Se ve que las cabritas ya no tienen tanta hambre a esta hora», apuntaba el padre de David.
Esta especie de granja escuela era una de las numerosas actividades previstas a lo largo del fin de semana del 21 y 22 de septiembre en Casabermeja con motivo de la V Fiesta de la Cabra Malagueña, el evento creado hace cinco años para promocionar esta emblemática raza, considerada la más lechera de toda España en lo que al ganado caprino se refiere, y que cuenta con unas 300.000 cabezas repartidas por todo el país, 200.000 de ellas en nuestra provincia.


Para Juan Manuel Micheo, secretario ejecutivo de la Asociación Española de Criadores de la Cabra Malagueña (que tiene su sede en Casabermeja y que es una de las entidades organizadoras de esta fiesta junto con el Ayuntamiento y la financiación de la Diputación y la Junta), el sello de chivo lechal malagueño se ha consolidado ya como una «una garantía reconocida en el mundo de la hostelería», siendo Málaga además la principal productora de leche de cabra de toda Europa.


Para los organizadoras la clave ahora está en difundir esos valores entre los consumidores y facilitar más la venta de los productos alimentarios derivados de esta raza. Tal vez por eso, uno de los 'stands' que más llamaba la atención ayer en el evento era el que contaba con una máquina expendedora de leche caprina fresca. Junto a ella, alrededor de una treintena de expositores con artículos de artesanía y, sobre todo, de gastronomía típica de diferentes pueblos de la provincia, completaban un gran montaje a la entrada del municipio, con presencia de varios ejemplares de cabra malagueña en unos establos habilitados especialmente para la ocasión.


Para todas las edades
La fiesta, que arrancó el 21 de septiembre con el pregón de la periodista colaboradora de SUR Esperanza Peláez y se prolongará a lo largo del día de hoy, reservó un papel también destacado para los niños, con diversos talleres que resultaron un éxito de participación. Así, alrededor de medio centenar de niños pudieron conocer de primera mano cómo hacer su propio queso con leche de cabra. «Ha salido muy rico», comentaba una madre mientras envolvía el queso fresco hecho por su hija en papel de celofán. Los talleres de cabrero, de elaboración de chapas o de instrumentos de percusión con piel de cabra fueron otros de los que más éxito de participación cosecharon en el día de ayer, y que se repetirán también a lo largo del día de hoy, según se ha previsto en el programa. Para los adultos, también hubo un taller para enseñar a cocinar postres de leche de cabra con la Thermomix, además de las clásicas degustaciones de quesos y de vino.


Pero, más allá de la promoción de la cabra malagueña, este acontecimiento se había pensado como una reivindicación del modo de vida rural en general y, por eso, se llevaron a cabo también una cata de miel de málaga y una clase especial para enseñar a los niños a fabricar velas mediante la cera de las abejas.


Como viene haciendo desde los orígenes de esta fiesta, la Asociación de Criadores de la Cabra Malagueña aprovechó el acto para difundir las actividades y servicios del colectivo, que incluye, además de la difusión de la raza, la formación, representación y asesoramiento a ganaderos del caprino.

??????
??????? ??????
?????????