NOTICIAS

Las cabras con más arte llegan a la calle Larios

SUR | MÁLAGA. - 04/10/2013

SUR inaugura hoy una exposición para poner en valor la industria de la cabra malagueña

Oh, my god! Seguro que esta es la expresión que pronunciará cualquier turista anglosajón si se da un paseo hoy por la calle Larios. Su ¡Oh, Dios mío! estará más que justificado, porque se va a encontrar con todo un rebaño de cabras (goat, que diría el citado visitante). Eso sí, muy bien "vestidas" para la ocasión. SUR presenta hoy un rebaño en la principal calle de la ciudad para reivindicar el valor económico de la cabra malagueña, un sector que mueve cada ejercicio nada menos que 90 millones de euros.

La muestra arranca con 40 figuras de cabras de tamaño real, que han sido pintadas por 40 artistas malagueños que le han impreso su particular estilo de manera totalmente gratuita para apoyar y reconocer la importancia del sector. La exposición se ha inaugurado a la una de la tarde y los visitantes pueden ver en directo cómo uno de los artistas, en concreto Andrés Mérida, termina su trabajo en la citada calle, en confluencia con calle La Bolsa. El espectacular rebaño estará presente en la principal arteria de la ciudad hasta el próximo día 20 de octubre.

La Asociación de la Cabra Malagueña, Cajamar y Sabor a Málaga son los patrocinadores principales de la muestra, a los que se unen también Hospital Doctor Gálvez, el Colegio Territorial de Administradores de Fincas de Málaga y Melilla y GM Cash&Carry. Esta muestra tiene como principal objetivo poner en valor este sector ganadero de la provincia y crear sinergias a través del mundo del arte, la gastronomía, la empresa y el propio sector agroganadero. Además de estas entidades, unas cuarenta de empresas han apadrinado a una cabra para mostrar su apoyo. El sector lo merece y se lo ha ganado a pulso.

Los datos son clarificadores. Hay unos 300.000 ejemplares de cabra malagueña en España, de las que unas 200.000 están en la provincia de Málaga. En cuanto a las explotaciones ganaderas de caprino, hay censadas 1.500. La raza malagueña de la cabra está considerada como el pata negra entre los caprinos.

Sus características morfológicas y productivas gozan de una fama merecida: es una de las razas más lecheras del mundo (algunos animales producen más de 900 litros); es también una de las más prolíficas (el periodo fértil dura prácticamente todo el año); es fácilmente adaptable a terrenos áridos; el chivo lechal es la única carne de caprino española que cuenta con una marca de calidad y su leche, más sabrosa y dulce que la de vaca, destaca por su elevado índice de proteínas, sus bajos niveles de lactosa y su alto poder de digestibilidad. Ahora se trabaja más que nunca en «promocionar, desarrollar y mejorar la genética de la raza caprina malagueña», en palabras de Juan Manuel Micheo, secretario ejecutivo de Cabrama (Asociación Española de Criadores de la Cabra Malagueña), el colectivo con sede en Casabermeja y que lleva desde 1983 luchando por esos objetivos. En los últimos tiempos, la asociación ha ido creciendo a un ritmo de un 10% por año de media, tanto en número de ganaderías como de cabezas.

Cabrama cuenta con cerca de 80 explotaciones asociadas (de las que 55 están en la provincia de Málaga), y que suman cerca de 40.000 cabras inscritas en el llamado libro genealógico. El objetivo es alcanzar el centenar de ganaderos asociados en 2015 para abarcar el mayor negocio posible, ya que la cabaña total de la raza malagueña es mucho mayor. En concreto, se calcula que en España pastan unas 300.000 cabras de esta raza, de las que la mayoría (unas 200.000) pertenecen a granjas situadas en la provincia. «El total de censo caprino en Málaga está por encima del vacuno, el ovino y el porcino», asevera Carlos Carreira, técnico de Asaja, para subrayar la importancia que ha adquirido el sector.

El principal ingreso de los ganaderos del caprino está en la venta de leche, ya sea a cooperativas o queserías artesanales de Andalucía y, sobre todo, a grandes industrias queseras españolas, como García Baquero o Forlasa. La gran mayoría de la leche de cabra que sale de Málaga se vende fuera y se transforma fuera de la provincia, ya sea en España y otros países que la demandan, como Francia.

Más allá del número de explotaciones ganaderas, que, según Cabrama, solo en la provincia asciende a unas 1.500, la industria malagueña en torno al sector caprino la conforman otra treintena de empresas de diferentes segmentos de actividad. El grueso está formado por queserías ubicadas en distintos municipios, aunque también hay que contar dos cooperativas que transforman y venden la leche, así como una pequeña red de distribuidores de alimentos y de piensos, o compañías de transporte y de logística.

Toda la industria se basa fundamentalmente en la venta de la leche y de carne de chivo, dos productos cuya fama ha ido en aumento. Entre ambos, suman un volumen de ventas superior a los 90 millones de euros solo en Málaga. Con estos datos, el rebaño merece una exposición. ¡No se la pierdan!

Más información